Tracasa colabora con la Empresa Municipal de Aguas de Málaga en la implantación de un Sistema de lectura inteligente de contadores de agua

La georreferenciación de todo el parque de contadores permite una gestión más eficiente de la red y una mejor calidad del servicio ofrecido a los clientes.

Fuente:EMASA

EMASA (Empresa Municipal de Aguas de Málaga S.A.) da servicio a una población de 650.000 habitantes, cuenta con un parque de 220.000 contadores, y tiene completamente sectorizada la red de abastecimiento desde 2008, cuya longitud actual es de 1.880 kilómetros.

EMASA gestiona el ciclo integral del agua de Málaga en su totalidad, desde la captación de los recursos hidráulicos necesarios para el abastecimiento hasta la reutilización del agua depurada para el riego de jardines de gran superficie o el suministro del agua de refrigeración de la central de ciclo combinado de gas natural en el PTA (Parque Tecnológico de Andalucía).

Desde hace más de siete años EMASA trabaja en el desarrollo e implementación de un “Sistema de Lectura Inteligente” en Málaga (Smart Metering). Durante este tiempo el principal reto de EMASA ha sido  implantar la telelectura automática del parque de contadores que, a día de hoy, permite la obtención de balances hidráulicos por sectores y la detección temprana de fugas o fraudes en la red y, por consiguiente, un mejor servicio al cliente.

Fuente: Grupo Aguas de Valencia

En ese proyecto Tracasa se ha encargado de la integración mediante servicios web de los tres sistemas claves del servicio: el sistema GIS bajo tecnología ESRI, el Sistema SAP y el sistema de Lectura Inteligente (Smart Metering). Así mismo, se han creado las herramientas de geoprocesamiento para la planificación de islas o zonas de telelectura que permite a los técnicos de EMASA evaluar si es factible o no su creación en función del número de contadores o módulos radio contenidos en ella.

El haber realizado el modelo de datos de telelectura en ArcGIS ha permitido georreferenciar todo el parque de contadores de SAP y su actualización gracias a una interfaz que diariamente comunica las operaciones para que GIS, a su vez, actualice en el cliente RIAC. De este modo se ha conseguido:

  • Gestión más eficiente de la red. Las posibles fugas o anomalías se identifican en tiempo real, permitiendo reaccionar antes, minimizar problemas y ser más eficientes.
  • Mejor calidad del servicio al cliente. El análisis de toda esta información almacenada en el repositorio de lecturas permite que el cliente pueda gestionar de manera razonable su consumo y ser avisado de consumos elevados por posibles fugas o anomalías en interior mediante alarmas gracias a la app “Yo Gestiono mi agua” que EMASA ha puesto a su disposición.

Fuente: EMASA